Hot Seats – Mid Season

Hemos llegado casi al ecuador de la temporada, y toca mirar como va la cosa. Mi idea es hacer tres artículos: lo malo, lo esperado y lo bueno. Es buen momento mirarlo a la fecha que se cierra el mercado de traspasos entre clubes. Sin duda mucha tinta se escribirá sobre esta temática, y las bye week hay veces que no ayudan. En una liga en la que a veces no se tiene la paciencia necesaria, el acierto es el mejor de los salvavidas. La idea original es escribir los mismos tres artículos pero en la semana 17, ver si los pronósticos de ahora se cumplen o no.

Muchos casos de enfermos graves, pero algunos se veían venir de lejos. Los Chiefs son el candidato número uno a ser los que abran la jornada en el Radio City Music Hall de New York el 25 de abril. El divorcio entre afición y gerencia-jugadores es más que palpable. Iniciativas en twitter o facebook contra la gerencia llegan a más de cien mil apoyos. La situación de Romeo Crennel está más que clara: al final de temporada será cesado. No os engañéis, lo de hace dos años llevaba mucho trabajo pero este equipo ahora mismo no quiere o no puede ganar. Pioli está decepcionando por sus decisiones, y los jugadores van con desgana. Se habla de la salida de pesos pesados como Bowe o Cassel. Sin duda una renovación profunda hará falta. Pues talento en ese equipo hay, pero sin motivación no se llegará a nada.

Otro caso que se está dando es el de Newton en Carolina. No creo que el joven QB deba ser juzgado por esta temporada como el mal de todo. En Carolina deben de recetarles un poco de paciencia. Rivera debe seguir, pese al despido del GM (ya de por sí un error), pero debe dar un paso hacia delante para comandar a este equipo. Newton está haciendo unos números muy parecidos a los del año pasados en la mayoría de estadísticas. La mala suerte o poco acierto en ciertos momentos dejan un bagaje devastador, pero estos Panthers no son tan malos como dice su récord. Por cierto tienen a DeAngelo Williams en el Trade Block. Newton debe recuperar su confianza para volver a ser el jugador que asombró el año pasado, pero recordad está en su segundo año en la liga.

En la Gran Manzana sabían que la cosa iba a ser un circo, el fichaje de Tebow no hizo más que aumentar los espectáculos circenses que tenían los Jets. Siendo honestos, y por lo que leo, Rex Ryan seguirá siendo HC de este equipo salvo debacle monumental, de momento sigue teniendo su carte de embarque para el año que viene. Ahora, ¿Sánchez estará al año que viene? Sí, por que de lo contrario contará mucho contra el salary cap, y adivinad  ¿cuanto contaría en 2014? Nada. Así que tenéis vuestra respuesta y fecha de caducidad del experimento Sánchez. El caso de Tebow es difícil de analizar, si lo han traído como un mono de feria para que venda entradas y camisetas, perfecto, es una jugada redonda. Pero no creo que esa haya sido su función, Tebow necesita un entrenador que sepa sacarle todo el jugo que puede dar. No será un pasador excelso, pero tiene mucho que aportar a este juego, si lo dejan. En los Jets primero deben aclararse qué es lo que quieren, y empezar a renovar este equipo, pues hay piezas que ya están en su declive y el avión tiene remaches que sustituir.

El caso de San Diego es crónica de una muerte anunciada. Nadie sabe por qué Turner sigue teniendo trabajo, ¿de verdad que no hay un coordinador más capaz que Norv? Creo que su pegamento al asiento se está cuarteando y empieza a perder efecto. Con el frío del invierno acabará de ceder y lo veremos, por fin, en el desfiladero. Pero es que el problema no acaba ahí, Rivers ni se le ve ni se le espera. Lleva dos años erráticos, siendo la sombra del QB que llegó a ser considerado un Top 1ode la liga. El camino en San Diego creo que es doloroso, por que o apuestan por Rivers con un Head Coach de su agrados (entendemos agrado como que saque lo mejor de él) o deben de empezar a pensar en la transición que hicieron con él y Brees. La apuesta a los Chargers por Philip no creo que haya sido muy beneficiosa, tanto Eli Manning (no quiso ir) como Brees (fue el sustituido) tienen su anillo.

Así están los aficionados de los Bolts

Que Vick es un QB especial lo sabemos todos. Especial por que su juego no es el del todo ortodoxo, y su mejor momento como pasador le ha llegado un poco tarde. Pero es que lo mejor es que Andy Reid, que ha mamado la West Coast, se tenga que comer a un QB corredor, como ya le pasó con McNabb. Reid ha tenido que echar a su DC, Castillo, para salvar su bigote, y sabe que es el siguiente en la línea de despidos. Tiene un equipo de los que partían favoritos en todas las previsas, y no sabe sacarle provecho. Creo de corazón que la aparición de Vick hace tres años fue más una condena que un alivio. Tiene un equipo con un juego terrestre de infarto, y un QB limitado en el pase, entonces ¿por qué te empeñas en poner tu futuro en el aire?

Reid mirando su futuro

El caso del Equipo de América se ha visto empeorado esta última semana. El crédito de Garrett se agota, se extingue como una hoguera a la mañana siguiente. Romo es como una res que va al matadero, espera su momento. Un QB con momentos geniales, pero con otros tantos para olvidar. El vaquero Jerry Jones hará tantas hogueras como quiera, matará tantas reses como quiera, pero hasta que no contrate a otro vaquero que haga las hogueras por él y conduzca las reses por el buen camino, los Cowboys tienen mala pinta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Regular Season. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s